Aptitud física: Definición, Concepto y Tipos

aptitud fisica
Índice()

    Aptitud Física Definición

    La aptitud física se ha definido como la capacidad para realizar actividades físicamente exigentes y otras partes de las actividades diarias durante un período prolongado sin un agotamiento excesivo. Básicamente, la aptitud física es sinónimo de un funcionamiento corporal saludable y adecuado. Por tanto, la aptitud física implica la capacidad del cuerpo para resistir cualquier forma de estrés físico y, lo que es más importante, para adaptarse a los cambios del entorno y sus necesidades. Es decir, es la capacidad de soportar cualquier actividad o tarea física que requiera la aplicación de nuestros músculos, huesos y otros tejidos conectivos.

    Aptitud Física Concepto

    El concepto de aptitud física se puede definir en términos simples como la capacidad del cuerpo para funcionar de manera eficaz y adaptarse a los cambios. Aptitud física significa estar en forma y ser capaz de realizar todas las actividades físicas de la vida diaria. Esto involucra el corazón, los pulmones y otros órganos importantes. La buena forma física generalmente se logra mediante el ejercicio regular, una nutrición adecuada y el descanso suficiente. Sin embargo, para una persona en forma, también incluye algunas facetas que no están incluidas en los aspectos antes mencionados.

    Además de la aptitud física, también debemos considerar la calidad de vida o la calidad de bienestar. Este también es un aspecto de la aptitud, pero a menudo se considera como una entidad separada. La calidad de vida (CV) se refiere a la capacidad de un individuo o una familia para realizar sus actividades de la vida diaria (AVD) de manera satisfactoria. La calidad de vida comprende tener una vida social digna, buena salud y trabajo productivo. La mayoría de los psicólogos definirían la calidad de vida como la suma total de todos los beneficios derivados de la vida activa en lugar de la cantidad de actividad física realizada.

    Tipos de Aptitud Física Básico

    Hay dos tipos básicos de actividades de acondicionamiento físico: ejercicio y ejercicios aeróbicos. El ejercicio puede ser pasivo o activo; se puede realizar de forma repetida o esporádica. Los ejercicios aeróbicos son aquellos que utilizan movimientos repetitivos, como correr, trotar, andar en bicicleta, etc. Ejemplos de ejercicios aeróbicos son subir y bajar escaleras, nadar o practicar deportes que requieren impulso, como el tenis. Las actividades de acondicionamiento físico aeróbico pueden mejorar su resistencia, coordinación, fuerza muscular, resistencia cardiovascular, flexibilidad, masa ósea, masa muscular, índice de masa corporal, potencia muscular, potencia muscular y composición corporal.

    Hay muchos niveles diferentes de condición física. La aptitud física puede significar muchas cosas para muchas personas. Para algunos, es simplemente mantenerse en forma mientras que otros lo definen como entrenar o practicar un deporte. Algunos expertos en fitness creen que una dieta saludable y un sueño adecuado ayudan a mantener un estilo de vida saludable. Otros expertos ven el fitness como una opción de estilo de vida que es necesaria para la salud a largo plazo.

    Factores que Afectan la Forma Física

    Hay varios factores que afectan la forma física. Estos incluyen la capacidad de sus músculos, corazón, sistema inmunológico, flexibilidad, masa ósea, composición corporal y edad. Algunos de estos factores no se pueden mejorar, mientras que otros sí. Por lo tanto, su nivel de condición física puede mejorarse haciendo ejercicio anaeróbico que requiere un alto grado de energía, al tiempo que promueve un bajo nivel de actividad muscular. El entrenamiento de fuerza también es beneficioso, pero no debe hacerse a expensas de la resistencia o la flexibilidad.

    Los componentes que afectan su estado físico son principalmente los músculos, la frecuencia cardíaca, la flexibilidad y la densidad mineral ósea. Cuando haces ejercicio anaeróbico, la composición de tu cuerpo promueve una mayor eficiencia muscular y cardíaca. Esto ayuda a mejorar su nivel de condición física al disminuir su porcentaje de grasa corporal, lo que promueve la pérdida del exceso de peso corporal. La masa ósea, por otro lado, apoya sus articulaciones y articulaciones óseas al tiempo que mejora la composición de su cuerpo.

    El entrenamiento físico puede ayudar a reducir los riesgos para la salud y aumentar la esperanza de vida. Además de promover un estilo de vida más saludable, el entrenamiento físico puede prevenir enfermedades crónicas y discapacidades. Por ejemplo, la inactividad física se ha asociado con numerosas enfermedades crónicas, que incluyen diabetes, hipertensión, accidente cerebrovascular, obesidad, enfermedades cardíacas y osteoporosis. El entrenamiento físico es necesario para mantener una salud óptima. También es esencial para la prevención y el tratamiento de muchos tipos de enfermedades que no amenazan la vida, como la enfermedad de Alzheimer y la artritis senil. El ejercicio regular puede reducir el riesgo de pérdida de memoria y demencia relacionadas con la edad.

    Subir