Dieta Mediterránea: Todo lo que necesitas saber

dieta mediterranea lo que necesitas saber
dieta mediterranea lo que necesitas saber

Muchos médicos y nutricionistas buscaron la manera de minimizar la cantidad de personas con obesidad y problemas del corazón. Para eso, recomendaron varias dietas. Una de las que ha dado mejores resultados es la dieta mediterránea. Ahora vas a ver varias de las cosas que puedes hacer para comenzar con ella.

¿Qué es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea se basa en la forma en la que siempre se han alimentado las personas que viven en el mediterráneo. En ella se comen, más que todo, plantas de todo tipo. Sí está permitido comer carnes y otros productos animales, pero las cantidades son mínimas.

¿Qué puedo comer en la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea permite consumir distintos tipos de alimentos, pero principalmente son:

  • Frutas.
  • Frijoles.
  • Aceite de oliva.
  • Verduras.
  • Cereales o granos integrales.
  • Semillas y frutos secos.
  • Especias e hierbas que sirven como condimento.

Es importante que también se consuman lácteos, carnes, huevos y productos de origen animal, pero de forma moderada y limitada. De igual forma, el dulce que vayas a comer no tiene que ser tanto. Puedes variar a lo largo de la semana comer legumbres, carnes y huevos. Solo una vez a la semana puedes comer dulce y lácteos.

Beneficios de la dieta mediterránea

persona con dolor en el pecho dieta mediterránea

La dieta mediterránea aporta muchos beneficios al cuerpo y a la salud. En primer lugar, hay que enfocarse en todos los nutrientes que le llegan al cuerpo y luego en cómo fomenta una buena salud.

Los nutrientes que aporta son:

  • Grasas monoinsaturadas en buena cantidad.
  • Proteínas de origen animal en pocas cantidades.
  • Buena cantidad de fibra.
  • Grasas saturadas en pocas cantidades.
  • Buen balance entre omega-6 y omega-3.
  • Buen porcentaje de antioxidantes.
  • Rica en hidratos de carbono complejos.

Por otro lado, podemos fijarnos en los efectos producentes que tiene en el cuerpo.

Control del colesterol

Con esta rutina de alimentación se consigue un balance entre el colesterol. El colesterol HDL se incrementa y este tiene un efecto positivo en la salud. Ahora bien, el colesterol LDL y el total, que hacen daño a la salud, bajan.

Capacidad antioxidante

Los vegetales y las frutas aportan muchas cosas al cuerpo. Una de ellas es el incremento de antioxidantes. Lo que hace posible que se combatan los síntomas de muchas enfermedades y que se pueda prevenir el desarrollo de otras.

Control de la presión arterial

La fibra y el potasio son los principales nutrientes que hay en la dieta mediterránea. Además, el sodio es muy escaso. Por lo tanto, las personas que sufren de presión arterial alta pueden mantener un buen nivel y correr menos riesgo.

Disminuye la coagulación

En muchas personas, los sistemas de coagulación comienzan a trabajar de más a ciertas edades o por culpa de ciertas anomalías en el organismo. Con esta dieta, los sistemas que hacen este trabajo se regulan y la probabilidad de trombosis se reduce bastante.

Antiinflamatorio

Las infecciones y las causas de inflamaciones desaparecen casi por completo. Por lo tanto, las inflamaciones no son algo tan común, a menos que la persona se dé un golpe o se lastime de alguna forma.

Vitaminas esenciales para la sangre

Las vitaminas y nutrientes que son más abundantes. Los que más llegan a la sangre y potencian el cuerpo son:

  • Beta-caroteno
  • Vitamina C
  • Polifenoles
  • Vitamina E

Limpia el hígado

El hígado tiene la obligación de recoger las sustancias toxicas. Cuando este órgano está sobrecargado, el bienestar general y la piel se ven afectadas. Con la dieta mediterránea, este órgano se limpia. Los resultados se notan cuando los malestares se reducen y la piel se ve más saludable.

Protección de arterias

Las arterias son muy importantes, ya que transportan sangre a toda hora. Con esta dieta el cuerpo logra desarrollar varias cosas que las fortalecen. La enzima de óxido nítrico sinterasa del endotelio está en la parte interna de las arterias y hace que funcionen eficientemente.

Otro efecto de la dieta en las arterias es lograr que estas se dilaten. Tanto la dilatación como la producción de la enzima, hacen que las arterias funcionen mejor y cuenten con más protección por parte del organismo.

Potencia el sistema inmunitario

El sistema inmunitario es repotenciado y defiende al organismo de cualquier virus o bacteria que quiera entrar, haciendo que la persona esté más sana. Además, esto influye también en los genes, haciendo que sean más saludables.

Previene enfermedades

Aunque no es capaz de eliminarlas, sí tiene cierta influencia en impedir que se desarrollen. Algunas de las enfermedades que se previene con la dieta mediterránea son:

  • Alzheimer.
  • Hipertensión.
  • Osteoporosis.
  • Diabetes.
  • Cáncer de cualquier tipo.
  • Enfermedades cardiovasculares.

Desventajas de la dieta mediterránea

Al igual que con el resto de las dietas, la dieta mediterránea puede traer ciertas desventajas. Antes de comenzar cualquier dieta es necesario que la persona analice si las desventajas afectan su salud. Estas son:

Reducción de hierro

Los alimentos que más se consumen en esta dieta carecen de hierro. Así que si es una persona que necesita hierro en su organismo, tiene que ajustar la dieta para tener este nutriente o escoger otra que sí lo incluya.

Problemas de alcoholismo

Dentro de la dieta mediterránea tiene que ir incluido el vino de vez en cuando. Si la persona ha tenido o tiene problemas con el alcoholismo, entonces no es recomendable que empiece la dieta. También es bueno que las mujeres embarazadas consideren esto.

Las mujeres que están sufriendo de cáncer de mama tampoco deberían beber alcohol, ya que la enfermedad puede empeorar mucho más.

Aumento de peso

Dos de los alimentos más frecuentes en el menú son las nueces y el aceite de oliva. Con el tiempo las grasas acumuladas de ambos pueden hacer que se produzca un aumento de peso. No obstante, esto se puede resolver con ejercicio o reduciendo la cantidad que se consume de ambos alimentos.

Pérdida de calcio

Como ya se sabe, el consumo de lácteos es inferior y hasta nulo en la dieta mediterránea. Por eso, muchas personas pueden llegar a perder calcio de manera exagerada y sufrir por ello. Las personas que tienen problemas con calcio bajo, pueden consultar con un nutricionista si incluir más lácteos o consumir suplementos.